En su 110 aniversario Julio Verne sigue impresionando.-

por elsubmarinoperal

2015-03-26_001915

El gran Julio Verne, prolífico escritor y uno de los padres de la ciencia ficción, falleció el 24 de marzo de 1905 en Amiens (Francia). Nacido en Nantes (Francia) Verne se formó como abogado pero ejerció de escritor, sus primeras obras fueron incomprendidas por los editores por el pesimismo que encerraba en ellas.

Su primera obra de fama fue en 1863 con Cinco semanas en globo, a la que siguió Viaje al centro de la tierra (1864), De la Tierra a la Luna (1865), Los hijos del capitán Grant (1867), Veinte mil leguas de viaje submarino (1869), La vuelta al mundo en 80 días (1873), La isla misteriosa (1874), Miguel Strogoff (1876), La esfinge de los hielos (1897) y El soberbio Orinoco (1898), entre otras.

En su capacidad visionaria sobresalen sus relatos fantásticos sobre el submarino, anticipando con el Nautilus los relatos apócrifos que predijo porque, con bastante precisión, Verne vaticinó la aparición de algunas de las creaciones generadas por la humanidad con el avance tecnológico posterior. Tal fue, por ejemplo, la aparición de otro submarino eléctrico, esta vez real y materializado en un prototipo que fue invento del cartagenero Isaac Peral.

Es curioso recordar que Verne, poco antes de morir, preparaba una obra apocalíptica titulada La invasión del mar (1905) prediciendo que Europa sería cubierta por las aguas que llegarían desde los polos, producto de un deshielo y a consecuencia de un terrible cambio climático, provocando que el humano debiera volver a sus formas de vida primitiva.

Vicente Cepeda Celdrán

Fototurismo.org