Casco de submarino primitivo en Panamá.-

por elsubmarinoperal

El Archipielago de Las Perlas conserva en sus aguas los restos de un submarino abandonado hace unos 135 años. Tal vez alguna versión estadounidense como la construida en 1864 por Julius Kroehl para las tropas de la Unión durante la Guerra Civil de los Estados Unidos de América, al final de sus días rebautizado y llevado a servir de apoyo para los recolectores de perlas. Imaginan que permitía a los submarinistas abandonarlo, recoger perlas del fondo del mar y a continuación volver a su interior, tal como ocurría con el célebre Nautilus del capitán Nemo.

2015-03-25_224741

Otra teoría apunta que se trata del Explorer, diseñado en 1865 para la Pacific Pearl Company en Nueva York, por un inmigrante alemán llamado Julius Kroehl. El sumergible fue usado militarmente en la Guerra Civil Americana y después utilizado para la pesca de perlas en Panamá hasta 1869, cuando quedó relegado a una isla desierta del Archipiélago de las Perlas por 132 años. Mide unos 36 pies de largo y fue construido para poder trabajar tiempo bajo el agua aunque por aquella época no se conocía nada de lo que hoy llamamos el síndrome por descompresión, causando con esto la muerte de muchas personas. En la leyenda mítica de los lugareños se decía que el submarino quedaba parcialmente visible cuando bajaba la marea y que de él no sabían casi nada… excepto que todo aquel que se adentraba a su interior moría. Musealizarlo sería muy caro y al parecer no existe interés por invertir en esa cantidad de dinero, tal vez sea mejor que se siga oxidando en paz, cubriéndose de ese humus marino para el que vivió.

Vicente Cepeda Celdrán

Fototurismo.org

Anuncios