El Submarino Peral

Blog académico para el Máster de la Cátedra de Historia y Patrimonio Naval Armada Española – Universidad de Murcia

Mes: febrero, 2015

Submarino robotizado para operaciones arqueológicas.-

VC-AA
Eurocast 2015 está ofreciendo en Las Palmas los trabajos más novedosos del mundo sobre tecnología y computación, con la presencia de los especialistas más prestigiosos de estos campos
El equipo científico de María Kruusmaa, directora del Centro de Biorobótica de la Universidad de Tallin, en Estonia, mostró a los alumnos de ingeniería grancanarios el prototipo de submarino que están usando para investigaciones arqueológicas; un pequeño robot submarino capaz de operar en un yacimiento arqueológico sumergido hasta 200 metros de profundidad. El minisubmarino es biomimético, portátil, fácil de usar y de manejar desde la superficie, y su uso se extenderá hasta parcelas como la vigilancia del medio ambiente.
El robot submarino nada con el suave movimiento acompasado de una tortuga y por ahora se emplea mayoritariamente para operaciones arqueológicas. Su movimiento está calculado para desplazarse con extremo cuidado entre ánforas y otros objetos de valor sin daño alguno para los mismos.

Vicente Cepeda Celdrán
Fototurismo.org Magazine Mensual – Asesor

Anuncios

Operaciones submarinas de hace cien años.-

foto vicente cepeda 3

El Arma Submarina española nace el 17 de febrero de 1915, enviándose a Mateo García de los Reyes para interesarse por su construcción en Estados Unidos, Italia y otros países. Mateo es ingeniero electricista y un marino experimentado tras realizar las campañas del Norte de África, Filipinas, y vuelta al mundo con la corbeta blindada Nautilus. Su función es formar parte de la comisión que inspeccionará las obras de construcción y preparar sus primeras dotaciones; misión a la que seguirá la de apuntalar la creación de la primera escuela de buceo española según las más modernas técnicas. Participará también en las operaciones de extracción de personal no combatiente de los peñones de Alhucemas, Vélez de la Gomera y Alhucemas. Socorros en los que vivirá peligros que después serán reconocidos con la Cruz al Mérito Naval.

Vicente Cepeda Celdrán

Fototurismo.org Magazine Mensual – Asesor

Visitas a buques hundidos para animar al turismo.-

2015-02-14_121004

El ayuntamiento levantino de La Vila ha inventariado seis mercantes hundidos por un submarino alemán entre 1917 y 1918, para promocionar el patrimonio subacuático. Se trata de un cementerio de buques de la Gran Guerra, en el que existen otros naufragios.

Los técnicos desean mantener y a su vez dar a conocer todo este patrimonio bajo el agua, mayoritariamente compuesto por buques de banderas inglesa, italiana, noruega y estadounidense que, patrullando por aguas mediterráneas, se acercaban a costa en busca de protección. Dicen los gallegos y vascos, navegantes excelentes donde los haya, que el peligro para un barco no es la mar sino la cercanía a tierra y sus escollos, de resultado fatal. Otros fueron torpedeados por el submarino alemán U-64, que los echó a pique entre febrero de 1917 y diciembre de 1918, porque aquello, de manera encubierta, era su manera de aumentar posibilidades en el ataque.

Vicente Cepeda Celdrán

Fototurismo.org Magazine Mensual – Asesor

Submarinos peruanos.-

foto vicente cepeda 1

El primer diseño de submarino para la flota de Perú tuvo lugar en el año 1866, año desde el que ha intentado seguir avanzando hasta operar con seis unidades submarinas U-209.

En estos días la Armada peruana proyecta incluir nuevas capacidades contra buques a su flota submarina; esto fortalecería el efecto disuasivo de su fuerza naval y los equipos y armas que podrían ser transferidos en el futuro a otros submarinos.

Para evaluar su eficacia, Perú ha sido invitada a diferentes ejercicios liderados por la Armada de los EUA, para que tenga con quién compararse a la hora de evaluar su capacidad submarina y ensayar unos nuevos y más silenciosos submarinos con propulsión tanto diesel como eléctrica.

Vicente Cepeda Celdrán

Fototurismo.org Magazine Mensual – Asesor

Submarino de Malvinas convertido en museo.-

foto vicente cepeda 2

El ARA San Luís, un submarino argentino que combatió en la Guerra de las Islas Malvinas, será musealizado junto a la base de la Fuerza Submarina de aquel país.

Los artífices del proyecto han sido un grupo de veteranos que recuerdan fue un submarino alemán construido en 1974 y traído a la Argentina tres años más tarde, junto al ARA Salta, en plena crisis por el Canal de Beagle con Chile. La Asociación Museo Histórico Submarino San Luís fue creada en 2007 por submarinistas argentinos de todas las épocas, y fundamentalmente por la última dotación que lo tripuló en Islas Malvinas.

Tras recibir diferentes reparaciones y operaciones de modernización en Buenos Aires, éste submarino se mantuvo en servicio hasta 1989. Su retiro definitivo llegó en 1997, concediéndosele un valor histórico por el que se autorizó su empleo como museo nacional. En la actualidad el sumergible se encuentra en el Astillero de Buenos Aires, desde donde será fraccionado en secciones, transportado, y vuelto a ensamblar en su emplazamiento definitivo.

Vicente Cepeda Celdrán

Fototurismo.org Magazine Mensual – Asesor

En un submarino los errores se pagan con la muerte.-

vvcc

Una nueva y prometedora película de cine sobre submarinos es la que está realizando Óscar Kevin Macdonald quien, bajo el título de “Black Sea”, ha encontrado en la tragedia del submarino nuclear ruso Kursk un buen pretexto para narrar una película de marineros rusos y británicos que han sido designados para rescatar del fondo del mar Negro el cargamento de oro que transportaba un submarino nazi, perdido en la Segunda Guerra Mundial. Cuenta el cineasta que es un trabajo donde se imbrican con fuerza los intereses políticos, la venganza, la traición y la desesperación, en un lugar e instante donde toda ayuda es imposible.

Vicente Cepeda Celdrán

Fototurismo.org – Asesor

Submarinos alemanes en Galicia.-

vc submarino

Antonio Tojo Ramallo y Sergio Tojo González, en su obra “Cazadores de barcos” narran una interesante historia de submarinos alemanes en las costas de Galicia, durante la Primera Gran Guerra.

El nombre clave de la red de apoyo submarina a los alemanes era conocido como “Las araña”, habiéndose recibido en diferentes ocasiones el contraespionaje y las denuncias de ingleses por facilitar apoyo a los u-boots alemanes.

Los autores trabajan con dos informes de los servicios secretos franco-británicos en 1915, denunciando la existencia de una base de transmisiones en Fisterre y la entrada del U21 el mismo año, capitaneado por el héroe naval alemán Otto Hersing, quien se propuso repostar y llenar tanques en la ría de Corcubión.

Los servicios de inteligencia españoles elaboraron, sin éxito, un contra-informe apoyado básicamente en la falta de pruebas; aunque finalmente debieron aceptar las quejas y recomendar oficialmente a la Kriegsmarine que en sus misiones evitase penetrar en puertos españoles, salvo casos de emergencia u otros previstos internacionalmente.

Se supone que existieron otras acciones de apoyo, que no pudieron ser descubiertas por los aliados. Ojos que no ven…controversia que me evito, debieron pensar; aunque en mayo de 1915 los servicios secretos aliados denunciaron nuevamente que existía un equipo de transmisiones instalado en las cercanías del cabo Finisterre, facilitando información sobre el paso de convoyes, y avisos oficiales de su país en beneficio de la trama nazi. Según los autores en el asunto estaban, además de los altos funcionarios de la embajada alemana, personas como el médico y el cura rurales, entre otros colaboradores. Al parecer también, este último transmitía con telegrafía sin hilos desde un pinar cercano a su parroquia donde instaló el sistema, pero fue denunciado por el párroco vecino al obispo de Santiago.

Cuentan los mismos autores que, en respuesta oficial a las quejas, el Gobierno español enviaba al crucero “Río de la Plata” y al contratorpedero “Terror” para que diera alguna pasada y mirase por allí…pero que lo hacían sin mucho entusiasmo. De cosas como esta los autores deducen que las autoridades provinciales y los mandos de la Marina eran germanófilos, y si bien no podían hacer por ellos todo lo que hubieran deseado tampoco les ponían ninguna clase de censura o estorbo al cumplimiento de su misión.

Vicente Cepeda Celdrán – Fototurismo.org Asesor